Experto en escoliosis pediátrica de Reno da nuevas esperanzas a una niña

Por: Helen Bolstad

15 de marzo de 2021

Makenna, paciente con escoliosis, celebra su cumpleaños

Para el Dr. Michael J. Elliott, cirujano ortopédico pediátrico especializado en escoliosis, es simplemente un día más en el que ayuda a pacientes. Pero para Makenna Christensen, niña local de cinco años, la importante corrección de la columna vertebral le ha cambiado la vida. Aunque su proceso de recuperación de la confianza en la apariencia física ha durado meses, sus sonrisas nos recuerdan que un plan de tratamiento minucioso y bien pensado puede dar resultados sorprendentes.

Un comienzo sorprendente

Las palabras no describen adecuadamente los sentimientos que uno tiene cuando se entera inesperadamente de que su hijo tiene un defecto de nacimiento. Para Nicole y Nick Christensen fue inesperado e impactante. En la cita de la ecografía de Nicole se vio algo inusual. Tras una amniocentesis, a su niña se le diagnosticó el síndrome de Noonan, que podría afectar la altura y los huesos de la niña.

Para prepararse, la pareja leyó todo lo que pudo sobre el tema. Afortunadamente, su hija Makenna nació a término y sana. Poco después del nacimiento, Makenna tuvo algunos problemas de alimentación y volvió al hospital. Aunque se resolvieron y no tuvo mayores complicaciones, ambos padres se sentían inseguros sobre el futuro de su recién nacida.

Con la ayuda de Nevada Early Intervention Services, se supervisó el desarrollo de Makenna hasta que cumplió tres años. “Su postura ha sido un problema toda su vida”, dijo Nicole. Nick también notó que cuando Makenna comenzó a caminar su amplitud de movimiento era deficiente. Se notaba sobre todo cuando se vestía y levantaba los brazos para ponerse la ropa.

Nicole observó que Makenna se caía mucho en preescolar. Consultó al pediatra de Makenna sobre la fisioterapia para reforzar su coordinación y tono muscular. Aunque la fisioterapia estaba ayudando a Makenna, su terapeuta le sugirió a Nicole que consultara al Dr. Michael Elliott, especialista en ortopedia pediátrica de Renown Children’s Hospital.

Enyesado para la escoliosis: enfoque de tratamiento exitoso

El Dr. Elliott le diagnosticó escoliosis, curvatura anormal de la columna vertebral, a Makenna. Aunque esta afección es más frecuente durante el estirón de la adolescencia, también puede darse en la primera infancia. Afecta a unos cuatro millones de personas en los Estados Unidos y se calcula que el 20 por ciento de todas las deformidades de la columna vertebral en los EE. UU. son de personas con escoliosis.

La curva de la columna vertebral de Makenna era significativa: más de 30 grados. A raíz de sus años de experiencia, el Dr. Elliott optó por colocar a Makenna un yeso en la columna vertebral, en lugar de realizar múltiples cirugías. “Mi enfoque es posponer la cirugía el mayor tiempo posible; es duro para el paciente y las familias”, dijo. “A menudo, se pueden conseguir excelentes resultados mediante tratamientos no invasivos, tal como la colocación de yesos y dispositivos ortopédicos”.

Nicole apreció la seguridad del Dr. Elliott durante el plan de tratamiento. “A través de las radiografías se hizo evidente que había un problema importante”, explica. “Él nos guio con respecto a los tiempos y al proceso, y sobre cómo corregirlo antes ayudaría a mantener su crecimiento futuro en el buen camino”.

Durante siete meses, Makenna llevó un yeso que parecía una camiseta sin mangas, que le sujetaba la columna vertebral y le permitía moverse. Ahora lleva un dispositivo ortopédico de plástico duro, especialmente adaptado a su cuerpo. “Los niños toleran bien el enyesado”, explica el Dr. Elliott. “Es un procedimiento de 45 minutos. El paciente duerme mientras la columna vertebral se pone en tracción a medida que el yeso se seca”. Continuará usando dispositivos ortopédicos más grandes a medida que crezca, y eventualmente solo los usará por la noche.

Una ruta directa hacia el futuro

El Dr. Elliott admite, “No todos los yesos son una cura. Dos tercios del crecimiento de la columna vertebral de los niños se produce antes de los cinco años. Superar la marca de los cinco años significa menos cirugías. Es maravilloso ver que la imagen corporal de Makenna ha mejorado”.

Nicole está de acuerdo, “La forma en que Makenna se sostiene es completamente diferente. Tiene más confianza de pie y más equilibrio”. Ahora puede jugar con su hermana Aria, 4, y su hermano Lexi, 8 meses, sin miedo a caerse. Nick está sorprendido por las mejorías que ella ha hecho: “Verla progresar ha sido maravilloso”.

Los Christensen tienen esperanza para el futuro. “A Makenna le está yendo muy bien. Usa su férula dura todo el tiempo y su crecimiento es constante”, comenta Nicole. “Incluso empieza clases de natación esta semana”.

Después de usar mascarilla en cada una de las visitas al médico durante la pandemia de la COVID-19, Makenna y el Dr. Elliott están deseosos de volver a verse las sonrisas. La historia de Makenna destaca las más de 18 opciones especializadas diferentes para niños que están disponibles localmente en Renown Children’s Hospital.

Img alt text here

Consider Donating

Specialists at Renown Children’s Hospital help keep care close to home for Renown’s youngest patients. Please consider a one-time or recurring gift online today.

Your Contribution Matters
Young patient smiling during imaging appointment at Renown Children's Hospital